La piel es un material que aporta un alto nivel estético. Es muy importante elegir el tipo de piel adecuado para tu proyecto de tapicería. Cualquier error cometido en esta selección podría traer un resultado no deseado.

Adquirir pieles para tapicería puede resultar ser una tarea muy compleja si no se conocen los puntos clave. Si no se tiene la suficiente experiencia en la compra de pieles, es muy probable que puedan cometerse los siguientes errores:

1. No prestar atención a los detalles.


Muchas personas no ponen mucha atención a las características esenciales que distinguen a las pieles de primer nivel, de las de segunda calidad. Esos pequeños detalles de textura, tacto e incluso olor son determinantes para el aspecto del mueble o elemento a tapizar.

Si deseas saber cómo detectar pieles de primera, te recomendamos nuestra
Guía rápida para identificar pieles de calidad


2. No investigar sobre la tenería que la desarrolló.

La calidad de la piel dependerá en gran medida de los procesos de curtido involucrados en su desarrollo. Si deseas adquirir pieles de primerísima calidad, te recomendamos investigar un poco sobre las certificaciones de tu proveedor. Si cuenta con certificaciones o reconocimientos de carácter internacional podrás tener la certeza de que es una curtiduría confiable que te ofrecerá pieles de un alto nivel.

Así mismo, es muy importante que te asegures de que dicha curtiduría utiliza procesos ecológicos y cuenta con una cultura sustentable. Esto es una garantía de que estarás adquiriendo pieles ecológicas de una empresa que se preocupa por el medio ambiente.

3. No adquirir la medida adecuada.

Puedes asesorarte con tu proveedor para determinar la cantidad de piel recomendada. Pero también puedes calcularla tú mismo. Haciendo la investigación adecuada podrás identificar al menos, una cantidad aproximada. Siempre considera comprar un poco más de lo que necesitas para tener un buen margen de error.

Posiblemente creas que es muy complicado conocer la cantidad exacta de piel que necesitas para el tapizado de ciertos muebles o productos, pero no es tan difícil como parece. Te recomendamos esta guía para calcular la cantidad adecuada de piel para diferentes productos.

Consultar guía.

Ten en cuenta estos consejos y realiza tu compra como todo un experto.
regresar